Dr MIGUEL BENASAYAG

Nacido en Argentina y exiliado en Francia a fines de la década de 1970, reside en Paris desde aquella época, aunque visita nuestro país de manera regular.Es Doctor en psicopatología, filósofo, investigador, psicoanalista y un activo militante político.Autor de más de 30 libros publicados en 12 idiomas, entre otros:“La Fragilité” (1999), “Connaitre est Agir”(2008), “Organisme et artefacte” (2010), "Mythe de L´ individu”(2000) y “L’eloge du Coflit” (2009). Varios de ellos fueron traducidos al castellano. Actualmente es Director del Proyecto “Laboratorios Sociales en Argentina” en red con Brasil-Francia-España e Italia-

lunes, 23 de abril de 2012

APOYO AL PAC-

El P.A.C.
EL PROGRAMA DE ATENCION COMUNITARIA DE NIÑOS NIÑAS Y ADOLESCENTES CON TRASTORNOS MENTALES SEVEROS
CONVOCA AL


“1er Encuentro de Recreación y Juegos por la Salud”
A REALIZARSE EL VIERNES 27 DE ABRIL DE 14 A 16 en su sede EL CENTRO DE SALUD MENTAL N.1. Manuela Pedraza 1558
durante el cual se realizarán:
Talleres de Magia Creativa
Taller de restauración y elaboración de objetos
Taller de Arte y expresión
Taller de Música
- Taller de Psicodrama
- Taller de Malabarismo
Participaran del mismo representantes del
-“Equipo Forum sobre la Medicalización de la Educación y la Sociedad”
de Brasil
-encabezados por la Dra María Aparecida Affondo Moyses (Profesora Titular de la Facultad de Ciencias Médicas de UNICAMP)-
Acompañados por integrantes del
ForumAdd -Equipo interdisciplinario contra la patologización y medicalización de las infancias y adolescencias actuales- de Argentina
AGRADECIENDO DESDE YA CONTAR CON SU PRESENCIA Y HACER EXTENSIVA ESTA CONVOCATORIA ENTRE TODOS SUS CONTACTOS,

Compartimos esta Nota de interés

 
 
Sociedad | Sábado, 21 de abril de 2012
OPINION

Un proyecto en peligro de extinción

Por Adriana Granica *

El 8 de abril de 1992, hace 20 años, María Elena Walsh cortaba la cinta que dejaba inaugurada la construcción del edificio del Centro de Salud Mental Nº1, un proyecto de atención en salud mental de niños gravemente perturbados. El hospital de día para niños se llamaría La Cigarra, pero el proyecto programático era mucho más ambicioso y amplio que la atención clínica. 
Hace 23 años, cuando se iniciaba el proyecto, aún no se había firmado la Convención Internacional de Derechos del Niño. Buenos Aires era la Capital Federal y la gobernaba un intendente que era nombrado por el presidente de la Nación. No había Legislatura, ni leyes de protección de los derechos de los niños y, por supuesto, tampoco había leyes de salud mental, ni locales ni nacionales. Salíamos de la larga noche de la dictadura, que había arrasado con cualquier alternativa clínica comunitaria, por lo cual, pensar en dispositivos en salud mental alternativos a la institución asilar (al manicomio) era una ardua tarea de reconstrucción teórico-clínica.
¿Por qué mencionamos todo lo que no había? Tal vez porque haber gestado un dispositivo semejante atravesado desde el inicio por varias coordenadas, como el psicoanálisis, su articulación con el plan de salud mental de 1968 (conocido como plan Goldemberg), la desmanicomialización y la búsqueda de la satisfacción de los derechos de los más vulnerables, con la idea de la inserción comunitaria de los niños, permitiendo proyectar dispositivos clínicos en lugares cercanos al “centro de vida” de los chicos y jóvenes, era parte indispensable de las referencias clínicas y sociales que nos atravesaban.
Las buenas prácticas que se van poniendo en marcha, antes de que se voten las leyes, es lo mejor que le puede ocurrir a un corpus normativo. Las buenas leyes recogen buenas prácticas y al mismo tiempo las profundizan dando un marco normativo y ético para su aplicación y exigibilidad.
Todo esto viene a cuenta de que este dispositivo está cumpliendo años. Además, es un homenaje para quienes hoy ya no están, como la psicoanalista Silvia Bleichmar, impulsora del proyecto, y María Elena Walsh, madrina del mismo.
No podemos dejar de lamentar, como lo harían ellas, el hecho de que teniendo ahora muchos más instrumentos para defender el derecho de niños a ser atendidos con los fundamentos antes mencionados, pueda verse empobrecida esa posibilidad. Es que las dos coordinadoras del Programa de Atención Comunitaria (PAC), integrantes del equipo fundador, fueron desplazadas, por una resolución que tendría como efecto desarticular el fundamento mismo de esa práctica. Ambas formaron parte del equipo original de La Cigarra, que posibilitó que ellas profundizaran y mejoraran los principios fundantes que dieron lugar a la creación del PAC.
Desarticular, descabezar y trasladar el PAC a un hospital psiquiátrico, con otra coordinación, tal como lo dice la resolución 347/12 de la Dirección de Salud Mental de la Ciudad, es llevar para atrás el reloj de la historia.
La intención de estas líneas es resituar este proyecto en peligro de extinción, en la trama histórica de su creación. Cuando hace unas semanas supimos de la existencia de esta resolución y percibimos pacientes y profesionales decepcionados, volvieron a mi mente en forma de pregunta, los versos finales de la canción que le dio el nombre al Hospital de Día:
“A la hora del naufragio y de la oscuridad, alguien te rescatara para seguir cantando.”
* Psicoanalista y abogada de niños. Miembro del Colegio de Psicoanalistas.
Coordinadora del área jurídica del Comité de Derechos del Niño de Argentina (Casacidn). Fundadora y directora de La Cigarra, de 1989 a 2001.
Símbolo de copyright 2000-2012 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Todos los Derechos Reservados

domingo, 1 de abril de 2012

La Asesoría General Tutelar denuncia el vaciamiento del P.A.C.

La Resolución Nº 374/12 del Ministerio de Salud del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, aún no publicada en el Boletín Oficial, ataca de raíz a una de las mejores iniciativas públicas en marcha en materia de salud mental e infancia: el Programa de Acción Comunitaria (P.A.C).
Dicho programa surge en 1989, hace 23 años, y es institucionalizado en el año 2007 mediante la Resolución N° 1175/2007 del Ministerio de Salud. El objetivo del mismo es evitar internaciones en salud mental de niños, niñas y adolescentes a través del trabajo altamente especializado en la atención del padecimiento mental severo en la comunidad de la que forma parte la persona, junto con sus familiares, referentes afectivos, etc. Tiene como meta brindar una atención adecuada a cada situación específica, evitando las "derivas institucionales".
Los/as destinatarios/as del programa son niños, niñas y adolescentes en situación de extrema vulnerabilidad socioeconómica y su trabajo apunta a la articulación entre la experiencia clínica y la investigación académica, y su transferencia al sistema sanitario en red con distintos efectores públicos.
Las actuales responsables de la Coordinación son referentes en materia de atención comunitaria y su trabajo ha sido reconocido en numerosas ocasiones.
En este contexto,“descabezar” el programa desplazando a personas que han demostrado alta idoneidad y compromiso en la función pública configura un castigo ejemplificador que pretende acallar cualquier voz que se alce a favor de abordajes alternativos a la internación de niños y niñas.
La elección de la sede en el hospital monovalente “Carolina Tobar García” va en el mismo sentido de disciplinar y retroceder en los pasos que se habían dado en el pasado. Si bien el equipo que trabaja en el P.A.C. se caracteriza justamente por no estar anclado a una sede física sino en brindar atención en el entorno de la persona en cuestión, tenía su sede en el Centro de Salud Mental Nº 1, una institución de atención ambulatoria que no posee plazas de internación. El mensaje y el objetivo que persigue el G.C.A.B.A. son claros y contundentes: un esfuerzo alternativo a la internación como el P.A.C. pierde todo sentido en un dispositivo monovalente de internación.Se apunta así a debilitarlo y promover su cierre.
Las Constituciones y Leyes de Salud Mental obligan al Gobierno de la Ciudad a crear dispositivos alternativos a la internación con base comunitaria. No solo se incumplen dichas normas al no crear nuevas instituciones intermedias sino que se desmantela lo poco que hay funcionando hoy día en nuestra ciudad.
Nuevamente, se intenta hacer pasar un cambio de fondo por uno de forma. Así como ocurrió con el desplazamiento del Dr. Rubén Slipak de la dirección del Centro de Salud Mental N° 3 “Arturo Ameghino”. Así como ocurrió con el memorándum que restringe a este organismo del Poder Judicial en el ejercicio de sus funciones. Así como ocurrió con la licitación privatizante y manicomializante que promueve la Resolución 52/2012 del Ministerio de Salud.
Con esta medida, el P.A.C. no se fortalece, sino que se vacía de contenido.

Para mayor información, le rogamos comunicarse con la Oficina de Prensa y Comunicación de la Asesoría General Tutelar CABA:
Tel: 011 5297 8030
prensa-agt@jusbaires.gov.ar
30.03.2012 | se trata del pac, que funciona hace más de 20 años

 

La Ciudad desarticula un prestigioso programa de salud mental para niños

Trata a puertas abiertas a más de 250 pacientes de alta vulnerabilidad psicosocial. Sus coordinadores denuncian un “vaciamiento encubierto”.

Uno de los programas de salud mental para niños y adolescentes más prestigiosos de Latinoamérica será desarticulado por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, confirmando el anticipo que hizo Tiempo Argentino en su edición del 22 de febrero pasado.
Se trata del Programa Atención Comunitaria de Niños y Niñas con Trastornos Mentales Severos (PAC), que funciona en red desde hace más de 20 años con instituciones como el Consejo de Derechos de Niños y la Asesoría General Tutelar, y está destinado a pacientes en situación de alta vulnerabilidad psicosocial. Desde que se oficializó, en 2007, ha tratado a más de 500 chicos, y en la actualidad trabaja con 250 bajo conceptos claves como la territorialización, la reinserción, la mirada puesta en el contexto, la no medicalización, y las puertas abiertas, con un trabajo interdisciplinario e intersectorial.
La noticia fue confirmada en el plenario del consejo de Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes del martes, adonde la directora de Salud Mental de la Ciudad, María Grosso, hizo llegar un informe en el que explicitó que “por resolución N° 347/12 del Ministerio de Salud de la CABA, se modificó” el PAC, nombrando nuevos coordinadores “con larga trayectoria en el campo de la atención infanto juvenil con estas patologías”, aunque el que ya existe ha sido premiado y cumple funciones desde hace 25 años.
La otra novedad fue la decisión del macrismo de relocalizar el modificado PAC, que si bien en la teoría mantendrá el nombre, en la práctica dejará de ser el programa conocido hasta hoy. “Se eligió el Hospital Tobar García como sede funcional para darle envergadura, ya que se trata de la principal institución con experiencia en el área”, justificó Grosso. Para la actual coordinadora, Alejandra Barcala, la medida “tiene una perspectiva distinta de entender la salud mental. Nosotros creemos que el PAC es un programa de cuidados integrales para los chicos que incluye atención intersectorial y territorializada, por fuera de los hospitales monovalentes, para que reciban su tratamiento lo más cerca de su domicilio, y favorecer su integración social. Grosso y su equipo no tienen experiencia en salud mental comunitaria, la piensan desde una perspectiva medicalizante y psiquiatrizante, que no se corresponde con las leyes vigentes de salud mental. Sería estigmatizante y contraproducente para los chicos, que han entablado vínculos históricos entre ellos y con los terapeutas y actividades recreativas y culturales que venían realizando. Además, el Tobar no sólo no tiene lugar para recibir a 250 chicos, sino que nadie tampoco se acercó para preguntarnos de quiénes estamos hablando y cómo se los trata”.
Gabriela Dueñas, psicopedagoga integrante de ForumAdd, agregó: “El PAC acaba de ser sentenciado al peor de todos los finales: su vaciamiento encubierto. Se presenta ante la comunidad ‘como si’ sólo se tratase de un ‘recambio del plantel profesional’ y de un simple ‘traslado de su sede’, mientras que en realidad tiende a reproducir prácticas de control social para estos grupos vulnerables bajo los criterios de un modelo retrógrado y mercantilista.” 

Legisladores porteños denunciaron desmantelamiento de Programa de Atención Comunitaria

video

Diputados porteños convocaron una conferencia de prensa, mañana, para denunciar el traslado del Programa de Atención Comunitaria (PAC), que pertenece al área de Salud Mental del Gobierno de la Ciudad, desde el barrio de Núñez al de Barracas.
Estuvieron presentes los diputados María Elena Naddeo, del Frente Progresista y Popular; Jorge Selser, de Proyecto Sur; Gabriela Alegre, del Frente para la Victoria; Virginia Gonzalez Gass, del Partido Socialista Auténtico; Rocío Sánchez Andía, de la Coalición Cívica; Laura García Tuñón, de Buenos Aires para Todos, y Edgardo Form, de Nuevo Encuentro.
El programa tiene la función de armar redes de contención socio familiar para niños y jóvenes en situación de alta vulnerabilidad psicosocial desde lo familiar, lo habitacional o en situaciones de riesgo y asiste en la actualidad a unas 550 personas.